Nosotros

Historia

Preámbulo

por: Alejandro Biguria

 

Los inicios de un movimiento usualmente lo conforman protagonistas que usan múltiples sombreros a la vez.  Por ello se dificulta trazar líneas claras que definen en el espacio y tiempo roles y aportes específicos.  Sin embargo, la magia de un movimiento como Barranqueando es que a medida que crece y adquiere más voces, la música que genera es eternamente colectiva…pues su finalidad misma es de impacto colectivo.

 

Historia de Historias

por: Alejandro Biguria, Jorge Villatoro y Ninotchka Matute

 

La Ciudad de Guatemala está compuesta en un 42% por barrancos, la reserva natural que produce una serie de servicios ecológicos para los habitantes de la urbe y su área metropolitana.

El proyecto Barranco Invertido nace en 2013 y toma como base INVERScape(s): BARRANCO Inverted propuesta de investigación, impulsada por oficiocolectivo dirigido por Jorge Villatoro y Erick Mazariegos, que busca invertir la visión negativa sobre los barrancos que limitan con la Ciudad de Guatemala; descubriendo el territorio desechado e incierto donde parece permitirse la pobreza y los conflictos sociales.  El objetivo principal es convertirlos en un territorio activo dentro del funcionamiento urbano sin comprometer sus cualidades ambientales al evidenciar su naturaleza, e identificar sus potencialidades productivas, proponiendo prácticas y estrategias para un desarrollo sostenible que permitan integrar los barrancos al metabolismo de la ciudad.

 

En el año 2014, Barranco Invertido participa en la exhibición principal de la sexta edición de la Bienal Internacional de Arquitectura de Rotterdam (IABR); la cual afirma que sólo podemos resolver los problemas ambientales del mundo si resolvemos los problemas de la ciudad. Mirando a través de la lente de la arquitectura del paisaje, IABR-2014- redefine la manera en que nos ocupamos de los desafíos urbanos analizando la relación entre la sociedad urbana y la naturaleza, y entre la ciudad y el paisaje.  Esta edición de la bienal sostiene que las ciudades son parte integral de enormes paisajes urbanos, sistemas complejos que se han convertido en nuestro entorno natural.  Esta perspectiva tiene muchas implicaciones para la forma en que planificamos y diseñamos nuestro entorno urbano.  Percibirlo como un organismo abre posibilidades para desarrollar intervenciones espaciales que hacen uso de su metabolismo.  Con el uso de estrategias de diseño nuevas e innovadoras que efectivamente abordan la ciudad como el paisaje urbano más grande que es, podemos hacer la ciudad más resistente y así contribuir realmente a un mundo futuro más sostenible.

 

En 2015, los arquitectos Jorge Villatoro, Raúl Monterroso y Erick Mazariegos crean la investigación “Análisis estratégico de potencialidad y economía territorial de los barrancos del Municipio de Guatemala como herramienta para la sostenibilidad en los asentamientos humanos”;  se centra en el análisis y la clasificación de los barrancos que delimitan la mancha de crecimiento urbano de la Ciudad Capital en el Municipio de Guatemala, a partir de un punto de vista estratégico y con la finalidad de evidenciar las potencialidades urbanas que éste territorio posee con relación al funcionamiento o metabolismo urbano de la ciudad misma. La investigación considera a los barrancos como un “capital-territorial” necesario de valorar a través de políticas públicas innovadoras, que permitan su integración a la productividad, el metabolismo y la economía urbana.   Principalmente, al reconocer que, en el municipio de Guatemala, el 41% de su territorio son barrancos y más del 80% de éstos son propiedad privada, con latentes retos y presiones sociales en la planificación actual. Investigación avalada por la Dirección General de Investigación (DIGI) de la Universidad de San Carlos de Guatemala.

 

En 2015, Jorge Villatoro comparte la idea y la visión de Barranco Invertido a través de TEDx Guatemala City en la cual propone que los barrancos sean convertidos en un territorio activo dentro del funcionamiento urbano, sin comprometer sus cualidades ambientales al evidenciar su naturaleza. Así mismo identificar sus potencialidades productivas, proponiendo prácticas y estrategias para un desarrollo sostenible que permitan integrar los barrancos al metabolismo de la ciudad.

 

De esta toma de conciencia surge, desde la firma de arquitectura Taller ACA, la propuesta disruptiva de Barranco Invertido que propone invertir la visión excluyente y negativa que se tiene de los barrancos por una mirada creativa e innovadora para invertir recursos económicos en su inclusión a la ciudad en términos sociales, medioambientales y de conectividad sostenible entre las diferentes zonas de la capital.

En el 2016, Taller ACA, dirigido por el Arq. Jorge Villatoro, antiguo fundador de Oficio Colectivo y Hans Schwarz Bassila, invitan a participar a Alejandro Biguria de TORUS, Julián Castillo de JCH y a Javier Penados de RAD Arquitectura a conformar un equipo de trabajo para generar una propuesta de diseño urbano para una zona de barrancos conocida como la Jungla Urbana.  Luego de varias semanas de trabajo conjunto con los vecinos del sector las 4 firmas de arquitectos lograron articular una propuesta que fungió como plataforma con los vecinos para construir un nuevo imaginario de las posibilidades de la Jungla Urbana.

Origen del Movimiento

En el 2017, el Arq. Juan Carlos Orozco, colaborador de TORUS planteó la posibilidad de participar en la Biennale Spazzio Pubblico de Roma.  Rápidamente TORUS, Taller ACÁ y JCH, armaron la narrativa que en el futuro se convertiría en el movimiento Barranqueando.  Bajo la dirección de Alejandro Biguria, Jorge Villatoro y Julián Castillo: se produjo, filmó y editó el cortometraje: Barranqueando en un lapso de 10 días, que luego ganó el Primer Lugar en la Categoría de Tercer Paisaje en la Biennale Spazio Pubblico 2017 en Roma.  En un lapso de 45 días, el cortometraje se viralizó superando +100,000 vistas.

 

El esfuerzo de generar una nueva narrativa facilitó que otros se sumaran con su propia voz.  Luego de haber ganado en Roma, la Fundación Crecer apoyó desde Guatemala la difusión del logro.  En los meses que siguieron, varias entidades se acercaron para mostrar su apoyo y la discusión de cómo articular esfuerzos empezó. 

 

Lo que en el 2017 inició con la visión de construir un nuevo imaginario, ha evolucionado a ser un movimiento que seguirá creciendo con nuevos actores empujando el mismo espíritu de buscar un mecanismo de Proteger, Activar y Conectar los barrancos de Guatemala.

De esta visión surge BARRANQUEANDO como un movimiento ciudadano, compuesto principalmente por profesionales, visionarios, activistas y jóvenes urbanos que ven en los barrancos una oportunidad de convertir a la ciudad en una ciudad verdaderamente verde, cuidando el sistema de barrancos y generando un cambio de conciencia en la sociedad guatemalteca para el cuidado de estos territorios y sus ecosistemas.

Con esta inspiración en perspectiva Fundación Crecer, conjuntamente con el equipo de arquitectos,  inicia un trabajo sostenido para la recuperación de la “Jungla Urbana” un barranco ubicado entre la Zona 15 y la Zona 10 de la Ciudad de Guatemala, con la finalidad de activarlo como un parque ecológico que permita el encuentro pacífico de las personas, el desarrollo de proyectos de sostenibilidad como reforestación, huertos urbanos, actividades físicas, de meditación y aprendizaje, además de promover la conectividad sostenible por medios ciclo-peatonales siempre con el adecuado equilibrio para la preservación y apreciación de los recursos naturales de la Jungla.

En el año 2017, por medio de la gestión del Arq. Juan Carlos Rodríguez, miembro de Fundación Crecer, se concreta el proyecto “Ciudades Compartidas para el Desarrollo Sostenible”, una iniciativa de cooperación Sur-Sur generada a través del Fondo Chile con el aval del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo PNUD, cuyo objetivo es transferir conocimientos en urbanismo táctico e instalar capacidades para mejorar y fortalecer los procesos de toma de decisiones en la planificación de las ciudades bajo un enfoque de desarrollo sustentable en localidades de Guatemala y Honduras. Esta cooperación es liderada por la fundación chilena, Ciudad Emergente liderada por su director el Arq. Javier Vergara y coordinada en Guatemala por la Arq. Ninotchka Matute con el equipo local a cargo del Lic. Ismail Sálomon en el área social y el Arq. Julián Castillo en el área de arquitectura. El 1 y 2 de diciembre del año 2018 se realiza la implementación de Tácticas y Herramientas, las Tácticas para Barranquear, que permite experimentar con intervenciones cortas de fácil habilitación, según las estrategias del Urbanismo Táctico, la experiencia de convertir el barranco en el parque ecológico –urbano en el espacio de Jungla Urbana.

Luego de esta experiencia, data recopilada y la participación activa de varios profesionales, vecinos activistas y miembros de la sociedad civil, se conforman dos productos de vital relevancia para la permanencia de la visión enfocada hacia la habilitación de un Cinturón Ecológico Metropolitano que conecte el circuito de barrancos urbanos alrededor de la ciudad:

  • El Manual de Barranqueros, una guía práctica con información sobre la biodiversidad y los ecosistemas que se albergan en los barrancos y una invitación para los ciudadanos para que vuelvan a recorrer los barrancos, para que vuelvan a “barranquear”, un verbo acuñado en una generación completa de guatemaltecos que vivió parte importante de su niñez y juventud “BARRANQUEANDO” en las quebradas urbanas de la Ciudad de Guatemala.

 

  • La Mesa de Barranqueros, un espacio de colaboración que invita a arquitectos, visionarios, activistas, organizaciones, fundaciones e instituciones a trabajar por “Barrancos sanos para Ciudades Sostenibles”. Sus integrantes forman parte de una red multidisciplinaria de actores con experiencia en temas urbanos, medioambientales, educativos, sociales, entre otros; promoviendo la participación ciudadana y el desarrollo responsable de entornos urbanos y naturales.

 

Hoy, el movimiento BARRANQUEANDO es más que una lista de visionarios, es un ideal que identifica a todos aquellos y aquellas que creen firmemente en tomar un rol activo en cuidar los ecosistemas dentro de los Barrancos de Guatemala.La invitación es abierta que cada uno en su tiempo y espacio, descubra y se sorprenda de la magia que hay detrás de BARRANQUEAR.

Creemos que cada ciudadano es un agente de transformación.  Todo recae en su voluntad.

Misión

Revertir las condiciones de los barrancos para sean espacios que aporten calidad de vida a los guatemaltecos. Educar e inspirar a las personas para invertir y enfocar esfuerzos en proteger, y potenciar las condiciones naturales de los barrancos para mejorar la vida de los seres humanos y el entorno circundante.

 

Visión

Vemos que el 42% del territorio de la Ciudad de Guatemala tiene el potencial de mejorar la vida de todos sus habitantes. Una ciudad sana conformada por personas responsables y conscientes, así como la promoción de infraestructura integral, eficiente en el uso y manejo de los barrancos y de los recursos naturales.

Necesitamos tu apoyo HOY!

Somos un movimiento de colaboración ciudadan que integra los barrancos a la dinámica urbana al mejorar sus condiciones económicas, sociales y ambientales.

#Barranqueando

Barranquear es una actitud. Una oportunidad para conectarnos nuevamente con nuestro entorno y con las personas que vivimos. Es un nuevo estilo de vida que alimenta la convivencia, construye confianza y seguridad, fomenta la movilidad sostenible, potencia los ecosistemas naturales y enriquece la experiencia en la ciudad.

Somos muchos los barranqueros que fomentamos el movimiento: organizaciones, empresas, fundaciones, universidades y ciudadanos con experiencia en temas sociales, ambientales y económicos que buscan crear conjuntamente un mejor lugar para vivir.

  • Instagram
  • Facebook
  • Vimeo

COPYRIGHT © BARRANQUEANDO 2020. WEB Desarrollado por TORUS  |   Descargo de Responsabilidad